ELMUNDO

Orbyt

¿Y si nos movemos?

Hábitos de vida saludable. Con muy poco esfuerzo, consigues mucho.

Recupérate después del embarazo

Ni todas necesitamos el mismo tiempo, ni todos los ejercicios valen.

Oscar Peiró, propietario de Smart-Club Madrid y atleta Reebok, te propone una tabla con la que podrás mejorar tu forma física y solucionar aquellos problemas, como la diástasis o la debilidad del suelo pélvico que pueden surgir durante o después del embarazo.

No tengas prisa. Si acabas de pasar por un embarazo, consúltale a tu médico si te encuentras en el momento adecuado para empezar a hacer ejercicio.

  • Túmbate en el suelo con las rodillas flexionadas. Para comprobar que estás bien posicionada, mete dos dedos de cada mano en el hueco de la espalda y con el abdomen hacia dentro trata de presionar levemente los dedos sin aplastarlos. Sube una pierna flexionada y estírala hacia delante. Vuelve a la posición inicial y haz lo mismo con la otra pierna.
  • En la posición anterior trata de acercar los pies a los glúteos todo lo que puedas. Sube la columna, vértebra a vértebra, dejando escápulas, cuello y cabeza apoyados en el suelo.
  • Boca abajo, apoya los antebrazos en el suelo, dejando los cojos a la altura de los hombros y las piernas abiertas como el ancho de caderas. Levanta la columna metiendo el abdomen hacia dentro y metiendo costillas y apoya las rodillas en el suelo. Mantén esta posición 30 segundos.
  • De lado, con el codo debajo del hombro. Flexiona la rodilla de la pierna que queda en contacto con el suelo y estira la otra pierna. Sube la cadera activando el core y extiende el otro brazo hacia arriba. Nariz, barbilla y centro del pecho deben estar alineados

Compártelo en Google Plus Compártelo en Linkedin

En la variedad está el gusto

En la variedad está el gusto

Comer de todo y de forma equilibrada. El médico endocrinólogo, Carlos E. Rodriguez, nos recuerda nuestra condición de seres omnívoros.